Composición Fotográfica: Reglas, Consejos y Todo lo que Debes Conocer

Seguramente, alguna vez viste una imagen banal que, sin embargo, atrajo tu mirada. ¿Qué la hacía especial? Muy probablemente, haya sido la manera en que los elementos estaban dispuestos en el encuadre. Y es que la composición fotográfica es lo que destacará una imagen entre varias.

Por el contrario, una escena fabulosa pobremente compuesta no atraerá la atención del espectador. Así que si te estás preguntando qué debes hacer para construir fotografías memorables, te invitamos a quedarte y seguir leyendo.

¿Qué es la Composición Fotográfica?

Como decíamos anteriormente, la composición fotográfica es “ordenar” en el encuadre los diferentes elementos presentes en la imagen. Esto no es algo literal, ya que no siempre será posible mover algo. De hecho, alterar una escena es algo que se cuestiona en el fotoperiodismo

Por lo tanto, en los casos donde acomodar los elementos de la escena no sea posible, las reglas compositivas nos ayudarán a encontrar y darle un sentido visualmente atractivo a aquello que se presente frente a nuestros ojos

La Verdadera Importancia de la Composición Fotográfica

Lograr una composición fotográfica realmente atractiva es todo un arte. Y es que componer bien implica también un saber mirar. Una composición bien lograda resalta el punto de interés, al tiempo que permite a quien observa encontrar un sentido en esa imagen. 

Lograr una composición fotográfica realmente atractiva es todo un arte que implica un saber mirar. Una composición bien lograda resaltará el punto de interés, al tiempo que permitirá al observador hallar sentido en esa imagen.

Los grandes maestros de la fotografía no solo eran expertos en el manejo de la luz, también eran verdaderos artistas a la hora de componer. Sin ir más lejos, una prueba de ello es que aún hoy nos siguen deslumbrando el “Pimiento número 30” de Weston, los paisajes de Ansel Adams o las fotografías de flores que hizo Robert Mapplethorpe.

Como ves, la composición es parte fundamental del lenguaje fotográfico y diferencia una buena fotografía de una imagen del montón. Sin embargo, no es cuestión de seguir las reglas a rajatabla. Hay imágenes exquisitas que rompen con dichas reglas. Pero, para romperlas, debes conocerlas en detalle.

banner profesional de fotografía

Reglas Básicas de la Composición Fotográfica

Regla de los Tercios

Si tomamos nuestra imagen y la dividimos en forma equidistante en tres líneas horizontales y tres verticales, obtendremos 9 cuadrículas de igual tamaño. 

Las líneas se cruzarán en cuatro puntos, que serán los llamados puntos aéreos. Todo lo que situemos encima de estos puntos cobrará un interés especial y nos facilitará tener una imagen más equilibrada y con fuerza.

«La regla de los tercios es una de las técnicas más fáciles de poner en práctica a la hora de componer nuestras imágenes. Interiorizarla a través de la práctica hará que nuestras fotos tengan mayor fuerza visual, profundidad y equilibrio.»

David Gramage – Profesor del Master en Fotografía y Postproducción de TOO MANY FLASH.
Regla de los dos tercios en composición fotográfica
Fotografía de Carlos Santana, fotógrafo profesional y alumno del Máster Internacional en Fotografía y Vídeo de Bodas en TOO MANY FLASH.

Proporción áurea

La necesidad de perfección estética data de tiempos inmemorables. Todo artista visual ha caído en la necesidad de dotar a sus creaciones de armonía y equilibrio. Y la proporción áurea es una herramienta que, bien utilizada, nos ayuda a plasmar esto en nuestras fotografías.

Para ello, se vale de la espiral de Fibonacci, una figura presente en la naturaleza en infinidad de seres vivos u objetos inanimados, naturales o creados por la mano del hombre. 

Espiral fibonacci
Fotografía de Giulia May en Unsplash

¿Y cómo puedes utilizar la espiral de Fibonacci en tus composiciones? Si al ver a través del visor imaginas la parte más pequeña de la espiral sobre alguna de las cuadrículas número 1, verás como esta figura se despliega hacia afuera uniendo las demás partes de la imagen.

Esta unión es la que crea el sentido de armonía y equilibra la imagen final. Pero si no lograste hallarla al componer en cámara, Lightroom te echa una mano y  te permite aplicarla sobre tu fotografía en postproducción para reencuadrar. 

Sin embargo, no te obsesiones con lograr una espiral perfecta. Esta es sumamente rara de lograr y con que consigas una ligera forma espiralada, estarás dándole equilibrio a tu composición fotográfica.

Ley del Horizonte

Basándonos en las líneas verticales trazadas en la Regla de Tercios, evitaremos situar el horizonte en el medio de las cuadrículas horizontales que llevan el número 2.

En lugar de esto, situaremos el horizonte de manera tal que cubra 2 de las 3 cuadrículas. Por lo tanto, si quieres darle protagonismo al cielo, este ocupará las cuadrículas 1 y 2. Asimismo, si buscas destacar la tierra, esta ocupará las cuadrículas 2 y 3.

Ley del Equilibrio

Ley del equilibrio en composición fotográfica
Fotografía de José Murciano, fotógrafo profesional y profesor docente en el Máster Internacional en Fotografía de Moda y Publicidad en TOO MANY FLASH.

Varios son los factores que pueden desequilibrar una imagen generando más peso visual en un extremo de nuestra fotografía. Por ende, la imagen “se caerá” visualmente. Para evitar esto deberemos equilibrar la composición.

Deberás entonces apelar al tamaño, orden, color o forma de los elementos presentes en la imagen para lograr equilibrarla y que haya un peso visual similar en todas las zonas de tu composición.

Ley de la Mirada

En el momento de incorporar una figura humana protagonista en nuestra foto, debemos tener en cuenta esta ley. La misma nos dice que debemos dejar un espacio en el extremo hacia el cual se dirige la mirada de la persona.

¿Y qué logramos con esto? Darle “aire” a nuestro protagonista, logrando una escena equilibrada. De lo contrario, nuestra composición fotográfica podría transmitir la sensación de encierro u agobio.

Ten esta ley en cuenta especialmente en el momento de componer retratos, a menos que deliberadamente busques una sensación de aprisionamiento. 

Los Elementos de la Composición Fotográfica

Las leyes de la composición fotográfica son fundamentales a la hora de dotar a tu fotografía de ese toque que hará que destaque entre tantas. Pero aplicarlas no es suficiente. Debes también conocer los elementos de la composición.

Las leyes de la composición fotográfica son fundamentales para dotar a tu fotografía de ese toque que hará que destaque entre tantas. Pero aplicarlas no es suficiente. También debes atreverte a romper dichas leyes cuando sea necesario y conocer los elementos de la composición.

Figura – Fondo 

Ya sea una persona o un objeto inanimado, el centro de interés debe ser evidente y la composición fotográfica debe ayudar a darle el protagonismo que requiere. De esta manera, queda claro el mensaje que se desea transmitir con esa imagen. 

Hay diferentes recursos para destacar la figura protagonista/s de la imagen con relación al fondo. Te valgas de contrastes, distancia focal o profundidad de campo, lo importante es que el centro de interés destaque inequívocamente. 

La distancia focal nos ayuda a determinar qué y cómo lo mostraremos. Así como puede acercarnos a nuestra figura, en el caso de los teleobjetivos, generando cierto achatamiento de la imagen, también puede “darnos más espacio” cuando utilizamos un gran angular. 

Ten presente que los objetivos angulares generan distorsiones características de sus ópticas. Estas distorsiones pueden también ser un recurso creativo, especialmente si estás fotografiando figuras con volumen o líneas rectas.

Respecto a la profundidad de campo, esta nos permite desenfocar el fondo para evitar las distracciones que pudiera haber en él. Pero cuando algo no puede ser desenfocado, lo mejor es integrarlo de alguna manera a la imagen para que desentone.

Figura-fondo en composición fotográfica
Fotografía de Xulio Pazos, Fotógrafo Profesional y Profesor docente en el Máster Internacional en Fotografía y Vídeo de Bodas en TOO MANY FLASH

Líneas Rectas, Diagonales y Curvas 

Las líneas, especialmente las convergentes, y las curvas, en especial aquellas con forma de “S”, nos ayudan a dirigir la mirada del espectador.

En arquitectura, nos ayudan a generar marcos naturales. Por otro lado, en las composiciones fotográficas de paisajes nos ayudan a generar perspectivas y puntos de fuga, mientras que las curvas aportan movimiento y sensualidad.

Lineas rectas, diagonales y curvas de la composición en fotografía
Fotografia de Sofia Royo, Fotógrafa Profesional y Profesora docente del Curso de Inmersión a la Fotografía en TOO MANY FLASH

Contraste

El contraste es, por definición, la diferencia que hay entre una cosa y otra. En la composición fotográfica, encontramos contraste lumínico o tonal, pero también, contraste cromático.

El primero se refiere a la diferencia de luz que hay entre las zonas menos iluminadas y las que más luz reciben en una imagen.

Mientras tanto, el contraste cromático podemos encontrarlo en los tonos cálidos vs. los tonos más fríos. Pero también lo notamos en aquellos colores que aparecen enfrentados entre sí en el círculo cromático.

Por otro lado, lo opuesto al contraste es la armonía y esta la obtenemos en la combinación de colores armónicos que son aquellos que están uno junto a otro en el círculo cromático.

Punto de Vista

Con el solo hecho de variar la altura de tu cámara puedes lograr composiciones novedosas y mostrar las cosas de una manera diferente. Por ende, recurrir a los picados y a los contrapicados puede ser un gran recurso.

Simetría

Las superficies reflectantes, ya sean artificiales como los espejos o naturales como el pavimento mojado o un lago, permiten equilibrar el peso de la imagen.

Una composición fotografía simétrica da lugar a una fotografía ordenada y visualmente armónica. 

La simetría en la composición de la fotografía
Fotografía de Pablo Gil, Fotógrafo Profesional y Profesor docente en la Especialización en Fotografía de Producto en TOO MANY FLASH

Marcos Naturales

Todo aquello que pueda delimitar el centro de atención en una composición fotográfica es un marco. Y cuando decimos naturales, incluimos los marcos arquitectónicos. O sea, aquello que nosotros no podemos colocar, sino que nos viene dado.

Arcos, puertas, ventanas, túneles, puentes… Todos son válidos para cerrar la imagen a aquello que la protagoniza y reforzar el sentido que deseamos transmitir.

Marcos naturales en la fotografía
Fotografía de Juan Javier Torres, Fotógrafo Profesional y Profesor docente en el Máster Internacional en Fotografía de Moda y Publicidad en TOO MANY FLASH

Ritmo

Cuando una determinada forma o elemento se repite con un cierto orden, notamos una sensación de movimiento. Este es el ritmo en la imagen.

De acuerdo a la disposición de este ritmo, veremos que la fotografía transmite armonía o tensión. Esto último ocurre cuando esa repetición se interrumpe de golpe. Y esto se debe a que el ritmo unifica las diferentes partes de la imagen al repetirse en el encuadre.

Espacio Negativo vs. Encuadre

Completar la totalidad del cuadro es la manera más fácil de dejar claro de qué trata una imagen. El o los protagonistas adquieren completa atención. Y así dicho suena muy fácil, pero incluir demasiadas cosas en el encuadre podría ser una buena manera de arruinar una fotografía.

Al completar el encuadre, intenta centrarte en aquello que quieres destacar y, si no estás seguro de si algo debería salir en la fotografía, entonces quítalo.

Por el contrario, otra manera de componer opuesta a la que vimos recientemente es recurrir al espacio negativo. ¿De qué trata esto? Pues es una composición donde el protagonismo está muy claro, dado que hay muy pocos elementos que compitan por la atención.

El espacio negativo puede ser blanco o negro y ocupa la mayor parte del cuadro. Por ello, suele asociarse los espacios negativos a las composiciones fotográficas minimalistas, pero no es algo excluyente de otros tipos de composiciones fotográficas.  

Estas composiciones con tanto espacio, generalmente de lado, generan al espectador una sensación de quietud y calma. Pero también es un buen recurso compositivo para transmitir otras sensaciones como aislamiento o soledad.

Tríadas

Por alguna razón, nuestro cerebro se ve particularmente atraído por las imágenes impares. Los grupos de 3 elementos como centro de interés parecen ser los favoritos. Algo así como un desempate visual.

Por un lado, esta agrupación nos permite componer con la figura geométrica del triángulo. Por otro lado, las tríadas nos ayudan a romper ritmos y a generar profundidad.

El Elemento Humano 

Visualmente, la figura humana nos atrae, la reconocemos. Manos y rostros son particularmente llamativos a nuestra mirada. 

Además, un elemento humano ayuda a crear escala y a poner en perspectiva la escena.

Trucos y Tips para una Composición Fotográfica Perfecta

Si quieres aprender algunos trucos y tips para lograr una composición fotográfica impecable, puedes leer este artículo de nuestro blog.

Otra opción para impactar con tus fotografías es tener en cuenta lo siguiente.

Lo que debes evitar

  • Imágenes sin profundidad
  • Centrar tu composición
  • Encuadres sin puntos de interés, poco atractivos
  • Escenas con tantos elementos que se haga difícil entender el tema de la fotografía

Qué tener en cuenta al componer tus fotografías

  • Recuerda aplicar la regla de tercios para situar el centro de interés y que este esté claro.
  • Mantén el horizonte derecho, a menos que rompas esta regla con fines creativos y logres equilibrarlo con otro elemento.
  • Cuanto más sencilla la imagen, mejor: menos es más.
  • Si fotografías arquitectura o paisajes, el elemento humano ayudará a evidenciar lo grandioso de la escena, sumando escala y un punto de interés.
  • Si hay líneas o curvas en la escena a fotografiar, aprovéchalas a tu favor. Ayudarán a guiar la mirada del espectador al punto de interés o a enmarcarlo de manera natural.
  • Juega con los puntos de vista, con las distancias focales y las aperturas de diafragma.

Cómo llevar tus composiciones fotográficas un paso más allá

  • Juega con los contrastes.
  • No te limites y sal de tu zona de confort encuadrando tanto en horizontal como en vertical.
  • Practica con el espacio negativo o ensaya llenar el cuadro si no es algo que haces habitualmente. 
  • Si no sueles trabajar en blanco y negro, también es momento de probar la edición con esta técnica. Verás cómo las imágenes obtienen una nueva dimensión donde los elementos tendrán una fuerza e interés especial. Pero evita convertir al monocromo aquellas fotografías que destacan por su contraste cromático.
  • Busca lo que no se ve a simple vista. Las sombras y reflejos pueden aportar mucho a tus fotografías.
  • Si hallas un patrón, intenta romperlo para ver qué sucede. Puedes sorprenderte con el resultado.

Cómo lograr mejores composiciones fotográficas en retratos

  • El enfoque sugerido para retratar personas es el que va de los 50 a los 105 mm, para evitar las distorsiones propias de otras lentes. Pero ¿y si, en lugar de evitarlas, las aprovechas creativamente?
  • Ten presente la Ley de la Mirada.
  • Recuerda que el foco debe ubicarse sobre el ojo más próximo a la cámara.
  • No olvides vigilar lo que sucede en el fondo. Si suma demasiado ruido, cambia la profundidad de campo para desenfocarlo.

Conclusión

Componer una fotografía de impacto es algo que requiere un gran entrenamiento visual y conocimiento de las leyes de la composición y sus elementos. Pero, calma; como todo en esta vida, la práctica hace al maestro. 

Otra manera de ir asimilando las distintas leyes de la composición fotográfica es ver fotografías y analizarlas, buscando comprender cuáles y qué elementos están presentes en cada composición. Verás que, poco a poco, comienzas a interiorizarlas y empezarás a ser capaz de notarlas sin esfuerzo, cuando veas a través de tu cámara.

Y si quieres aprender a componer de la mano de grandes profesionales en la fotografía, apúntate a cursos de fotografía profesional o de perfeccionamiento fotográfico si ya cuentas con una base en esta disciplina. Es la mejor manera de practicar recibiendo acompañamiento, feedback y sugerencias para desarrollar tu potencial. 

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese: 

Iluminación en fotografía

8 señales que te muestran que debes formarte en fotografía

Top 5 de los Mejores Cursos de Iluminación en Fotografía

Iluminación Fotográfica: Retos Comunes y Tips para Solucionarlos

The yellow awards

TOO MANY FLASH

La Escuela de Emprendimiento Fotográfico es referente en el sector por su metodología práctica, dinámica y funcional. Su completo plan de estudios es totalmente flexible y está adaptado mercado laboral actual con una marcada visión internacional y orientación profesional. TOO MANY FLASH es reconocida por ser la plataforma de entrenamiento de los fotógrafos de la nueva, que transcienden la técnica y la creatividad para conquistar nuevas oportunidades en el mercado, elevando los estándares de calidad del sector con su preparación académica y profesional.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ir arriba