Alquilar un Estudio de Fotografía Vs. Montar uno Propio: ¿Qué es Más Conveniente?

Casi todo fotógrafo ha soñado alguna vez con tener su propio estudio de fotografía. Pero, ¿realmente es mejor tener uno propio que alquilarlo?

Los factores decisivos son muchos y muy variados. Lo cierto es que no hay una fórmula fija para conocer cuál es la mejor opción. Deberás elegir según tus necesidades, tipo de trabajo y presupuesto.

Pero, para ayudarte a saber cuál es el mejor camino para ti, aquí te damos algunos puntos que debes considerar a la hora de alquilar o montar un estudio de fotografía.

¿Qué es Mejor, Alquilar o Montar un Estudio de Fotografía? 

Cuando empezamos a pensar en desarrollar una carrera fotográfica profesional, una de las primeras ideas que se nos viene a la mente es tener un estudio de fotografía propio. 

Y, lejos de ser solo un mero capricho, la verdad es que contar con un estudio fotográfico nos permite mejorar en gran medida los resultados de nuestro trabajo. Además, disponer de un espacio equipado con todo lo que necesitamos, también nos facilita muchas cosas.

El verdadero dilema llega a la hora de elegir entre alquilar o comprar, ya que ambas opciones tienen sus pros y contras. 

Un estudio alquilado puede tener el mismo potencial que uno propio si sabes aprovecharlo bien.

Dependiendo de nuestro presupuesto, tipo de trabajo, frecuencia y complejidad, podremos definir si es mejor alquilar o comprar uno. 

En este punto, no hay una fórmula exclusiva que debamos seguir, pero sí hay varios elementos que podemos considerar para tomar la mejor decisión. 

Es importante tener en mente que el hecho de que el estudio de fotografía sea alquilado o propio no afectará en gran medida al resultado de los trabajos que hagas en él. 

Solo debes asegurarte de tener todos los elementos y equipos necesarios y podrás lograr tus objetivos.

«Poder disponer de un estudio, ya sea propio o alquilado, equipado correctamente y en el cual podamos desarrollar las necesidades de nuestro trabajo, es un aspecto fundamental para la mayoría de los fotógrafos. Montarlo o alquilarlo es una decisión que depende de muchos factores que deberemos analizar detenidamente.» 

David Gramage. Profesor del Máster en Fotografía y Postproducción de TOO MANY FLASH.

Beneficios de Montar tu Propio Estudio de Fotografía 

El principal beneficio de tener tu propio estudio de fotografía es la comodidad y disponibilidad. Al tener un espacio propio exclusivo, puedes tener todos tus equipos siempre allí, sin necesidad de desmontarlos en cada ocasión.

Igualmente, no tendrás que preocuparte por consultar la disponibilidad del espacio ni el coste del alquiler. 

Otro beneficio relevante es el elemento de la decoración y el atrezzo. Si normalmente usas accesorios o complementos para tus sesiones, es mucho más cómodo tenerlos en un mismo espacio y que así estén siempre a tu disposición. 

Por último, y algo que casi nunca se menciona, es que tener un estudio de fotografía propio te da la interesante oportunidad de alquilarlo a otros fotógrafos. Si quieres tener ingresos extra, esta es una magnífica alternativa. 

Así puedes tener ingresos por tus propios trabajos, pero también por prestarle tu espacio a otros colegas fotógrafos. Un acuerdo en el que ambas partes ganáis. 

Beneficios de montar tu propio estudio de fotografía, frente alquilar uno.
Fotografía de TOO MANY FLASH

Desventajas de Crear tu Propio Estudio de Fotografía 

Las desventajas de un estudio de fotografía son bastantes similares a las relativas a los inmuebles o locales comerciales. Esto se refiere a la ubicación, gastos de servicio y mantenimiento. 

Tener un estudio de fotografía conlleva ciertos gastos que debemos cubrir.

Referente a la ubicación, si estás acostumbrado a trabajar en diferentes espacios, o incluso estados o países, tener un estudio fotográfico establecido puede ser una limitación. 

Es importante conocer el tipo de trabajo que realizamos para ver si nos conviene mantenernos fijos en un lugar o si más bien debemos tener movilidad y flexibilidad.

Los gastos de servicios, especialmente la electricidad, suelen ser elevados en los estudios de fotografía. Este es un factor que deberás sumar a las cuentas mensuales y también incluirlo en tus presupuestos

Lo mismo ocurre con el mantenimiento. Tu estudio de fotografía es tu responsabilidad, por lo que de ti depende que esté en perfectas condiciones para tus clientes. Si no vas a contratar un servicio de limpieza, deberás poner manos a la obra y hacerlo por ti mismo. 

Coste de Montar un Estudio de Fotografía 

Además del coste de los servicios y el mantenimiento que mencionamos anteriormente, el coste total de montar un estudio de fotografía puede ser muy elevado.

Empezamos por el mismo precio del inmueble, independientemente de si es comprado o alquilado. Este tal vez sea uno de los costes más altos de todo el proyecto.

Luego, podemos mencionar el precio de los equipos fotográficos y de iluminación que debemos tener. Si hasta el momento solo trabajabas con equipos móviles y para exteriores, será necesario renovar casi todo tu sistema de iluminación. 

También debemos sumar los fondos fotográficos, mobiliario, flashes de estudio, pies, modificadores, reflectores y todo lo que se pueda llegar a requerir. Estos son aspectos de los que no tienes que preocuparte cuando alquilas un estudio; así que es un buen punto a considerar.

Pros y Contras de Alquilar un Estudio de Fotografía 

Ahora consideraremos los beneficios y desventajas de alquilar un estudio de fotografía. Para muchos fotógrafos esta es la opción más rentable para trabajar, pero no todo es color de rosa.

El principal punto a favor de alquilar un estudio fotográfico es la economía. Aunque los costes del alquiler puedan ser elevados, nunca se comparan con los de tener que mantener un estudio completo por nuestra cuenta.

Además, los precios del alquiler varían dependiendo del tamaño y elementos y equipos incluidos, por lo que hay para todos los gustos y presupuestos.

Igualmente, es una buena alternativa para los fotógrafos que están empezando y no tienen un equipo de iluminación profesional y todos los elementos necesarios para cubrir las necesidades los clientes.

Si no tienes un equipo de iluminación profesional, alquilar un estudio puede ser una buena opción.”

Los contras se resumen en las limitaciones de tener que adaptarte a lo que te ofrece el espacio. Es posible que la disposición del fondo fotográfico o el equipo de iluminación no sean justo lo que necesitas.

También debes adaptarte a los horarios que estén disponibles para el alquiler y, basándote en eso, cuadrar las horas de la sesión con el cliente.

Cuánto Cuesta Alquilar un estudio Fotográfico en Madrid 

Los precios de los alquileres de estudios fotográficos en Madrid dependen de varios factores. El espacio, equipo a usar y cantidad de horas son los principales elementos decisivos. 

Los costes pueden ir desde 30 o 50 euros hasta 200 o 500 euros. De nuevo, todo depende del uso que le des y los servicios que incluyas en la contratación. 

alquilar estudio de fotografía o montar uno propio
Fotografía: Clase de editorial de Moda de Pablo Albacete, profesor de la Especialización en Fotografía de Moda de TOO MANY FLASH

¿Cuándo Conviene Alquilar un Estudio de Fotografía y Cuándo Montar uno Propio? 

Como mencionamos anteriormente, no hay una fórmula fija para decidir cuándo debemos alquilar un estudio y cuándo montar uno propio. Todo depende de las necesidades y estilo de trabajo de cada fotógrafo. 

Sin embargo, tal vez lo ideal es llevar un equilibrio entre ambos, en la medida de nuestras posibilidades. 

Así, podríamos tener un estudio propio en nuestra ciudad de residencia, y cuando debamos viajar a trabajar a otros lugares, optar por alquilar.

Ambas modalidades de trabajo tienen muchos beneficios, por lo que no debemos descartar ninguna de ellas. 

Conclusión

Disponer de un estudio de fotografía es casi un requisito indispensable para los fotógrafos profesionales, ya sea propio o alquilado.

Cada proyecto y cada fotógrafo se guía por pautas específicas que pueden ser fácilmente cubiertas en estudios de alquiler, así que no es necesario hacer una gran inversión en uno propio.

Sin embargo, si eres de los que prefiere tener espacios personalizados y especializados, tal vez tener un lugar exclusivo para ti sea lo mejor.

Sea cual sea la decisión que tomes, lo importante es que puedas disponer de un espacio apto para explotar al máximo tu creatividad y poder obtener los mejores resultados fotográficos. 

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese leer:

8 señales que muestran que debes formarte en fotografía

Estudiar fotografía: Todo lo que necesitas saber

4 formas de ser un fotógrafo más productivo

12 acciones que te ayudarán a crecer como fotógrafo

Recursos para fotógrafos emprendedores que mejorarán tu negocio

The yellow awards

TOO MANY FLASH

La Escuela de Emprendimiento Fotográfico es referente en el sector por su metodología práctica, dinámica y funcional. Su completo plan de estudios es totalmente flexible y está adaptado mercado laboral actual con una marcada visión internacional y orientación profesional. TOO MANY FLASH es reconocida por ser la plataforma de entrenamiento de los fotógrafos de la nueva, que transcienden la técnica y la creatividad para conquistar nuevas oportunidades en el mercado, elevando los estándares de calidad del sector con su preparación académica y profesional.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ir arriba