Todo lo que Necesitas Saber para Montar Tu Primer Estudio Fotográfico

Si tu meta es dedicarte a la fotografía profesional, es un paso lógico que en algún momento te plantees tener tu propio estudio fotográfico.

Una de las primeras preocupaciones pueden ser temas de presupuesto, necesidades de espacio o cómo equiparlo de la manera más eficiente.

Aquí te dejaremos algunos consejos para que puedas montar el estudio fotográfico que mejor se adapte a tus necesidades profesionales.

¿Qué es un Estudio Fotográfico?

Un estudio fotográfico es un lugar utilizado exclusivamente para la toma y revelado de fotografías. Cuando decimos que este es un espacio exclusivo, puede ser tanto un lugar diseñado para ello, como también un sector de tu hogar u oficina acondicionado para estas labores.

¿Cómo Funciona un Estudio Fotográfico?

Un estudio de fotografía funciona como un espacio delimitado el cual será utilizado para actividades que tengan que ver con la disciplina fotográfica. Por lo tanto, puedes utilizarlo para estudio de toma fotográfica, revelado, almacenamiento y pequeñas exhibiciones.

Debes contar con una superficie lo suficientemente espaciosa para poder desarrollar tus actividades con comodidad, alojar a tu equipo asistente y que, a su vez, sea un espacio oscuro que te permita controlar la iluminación.

Todo lo que se Necesita para un Estudio Fotográfico Profesional

Lo que necesitas para un Estudio Fotográfico Profesional
Foto de Wendy Wei en Pexels

Hay varias maneras de montar tu propio estudio fotográfico, tanto en un espacio específicamente diseñado para ello como reacondicionando parte de tu hogar, oficina o negocio. 

Si bien es verdad que hay costes a considerar un tanto elevados, puedes crear tu estudio de fotografía con algunos elementos que resultan básicos y así ir lentamente amortizando gastos a medida que realizas encargos fotográficos. Aquí te mostramos algunos a tener en cuenta:

Flashes

Puedes iluminar con flashes externos sincronizados entre sí, lo cual te da una opción de bajo coste y muy fácil manipulación, al ser livianos y simples de operar.

También puedes utilizar flashes de estudio, de mayor tamaño y precio, pero que te permitirán una mayor versatilidad. Al contar con más potencia, podrás obtener más brillo y definición en tu sujeto a fotografiar.

Trigger

Un trigger o disparador remoto, es un gran aliado. Puede estar conectado por cable o lo que es más común, inalámbrico. ¿Para qué sirve? Te da la posibilidad de controlar los flashes sin necesidad de tenerlos montados sobre la cámara.

Tienes libertad total de movimiento y puedes ir modificando los flashes sin modificar la posición de la cámara.

Fondos

Los fondos pueden ser de tela, papel infinito de diferentes colores o pequeños sets de escenografía donde, además de un fondo, tienes elementos que aportan profundidad.

Un básico es el fondo blanco, pero dependiendo el tipo de fotografía que realices los fondos negros, grises o de colores pueden resultarte sumamente útiles y versátiles.

Atrezzo

El atrezo puede ayudarte a crear escenarios más creativos y divertidos, sobre todo si te dedicas a la fotografía de producto o de moda. Te ayudarán a crear volúmenes, formas y puntos donde atraer la mirada mientras cuentas una historia.

Difusores y Reflectores

Estos dos accesorios te ayudarán a tener un mejor control de las luces. Con los difusores podrás filtrar la luz consiguiendo una luz menos dura y sombras más suaves, bastante favorecedoras para retratos. Los puedes encontrar como softboxes, paraguas o ventanas.

En cuanto a reflectores, el más conocido es el 5 en 1, que ayuda a rebotar la luz, filtrarla e incluso teñirla. La parte negra sirve para cortar luces, ideal para la sensación de retrato bien enfocado.

Geles de Colores

Las llamadas gelatinas de colores, son elementos que se ponen por delante de las luces continuas, flashes o flashes de estudio y tiñen la luz. Algunas de ellas son utilizadas con fines estéticos y otras, para corrección de dominantes de color.

Sombrillas

Otro accesorio que sirve para colocar frente a los flashes. Ayuda a que este no incida directamente sobre el sujeto, reflejando su luz y haciendo que esta llegue más suave. A mayor distancia de la sombrilla al flash, más difusa será la luz.

Fotómetro

Elemento que todo fotógrafo profesional debe dominar. Una vez que comprendes el uso del fotómetro, no podrás trabajar sin él. Sirve para medir tanto la luz que llega al elemento como la que este refleja, lo que te permite calcular ratios de contraste y exposición correcta.

Trípodes

Tanto para luces como para la cámara, los trípodes proporcionan estabilidad. Para los flashes debes contar con trípodes estables y de buena calidad y, para la cámara, lo ideal es que tenga un cabezal fluido para poder acomodarla a tu gusto.

¿Cómo Montar un Estudio Fotográfico? ¿Qué Debes Tener en Cuenta?

Si, tras todo esto, has llegado a la conclusión de que debes mostrar tu propio estudio fotográfico en vez de alquilar uno para cada ocasión, estos son los aspectos a tener en cuenta.

El Espacio para el Estudio Fotográfico

Cuando nos imaginamos un estudio fotográfico, pensamos en un plató inmenso, amplio y espacioso. Este puede ser tu caso, sin embargo puedes reacondicionar parte de tu casa, oficina o local y lograr un estudio de características profesionales.

Los requerimientos varían según la disciplina a la que te dediques. Necesitarás mayor espacio para moda o retrato, y podrás ajustarte a espacios más reducidos si trabajas, por ejemplo, en fotografía de producto.

La Iluminación en el Estudio Fotográfico

Es muy importante que el lugar donde montes tu estudio fotográfico tenga la posibilidad de controlar la luz a gusto. Idealmente, debe ser un espacio oscuro o que permita oscurecerse completamente para que luego tú puedas colocar luces sin filtraciones indeseadas.

Componentes y Accesorios para tu Estudio Fotográfico, Según tu Disciplina

Si estás empezando, no es necesario que tengas todos los accesorios y componentes del mercado. Evalúa si vas a utilizar flashes con trigger o flashes de estudio, paraguas o softbox y qué tipo de fondos.

En fotografía de producto, si te dedicas a calzado u otros objetos pequeños, podrás trabajar con menos equipamiento y más económico, pero no en moda.

¿Fondo Blanco o de Colores?

Es una pregunta difícil, ya que va a depender de tus necesidades. Aun así, un fondo blanco es el comodín que siempre podrá serte útil y los fondos de color son apropiados para producciones más creativas.

Puedes comprar rollos de fondos desechables; vienen de varios colores y así puedes ir probando y teniendo opciones, según los diferentes encargos que vayan surgiendo.

Las Luces

En cuanto a luces, tienes tres opciones: luces continuas, flashes portátiles y flashes de estudio. Cada una te provee de diferentes ventajas y dificultades.

Si utilizas luz continua, siempre puedes mantener al sujeto u objeto iluminado, pero como contra este tipo de luces tiene gran consumo.

Los flashes portátiles sincronizados son económicos y fáciles de mover, pero como inconveniente no tienen mucho brillo y para producciones de moda con varias modelos pueden no ser suficientes.

Los flashes de estudio son más caros, pero tienen una gran calidad de iluminación, son muy duraderos y te permiten dispararlos con un trigger a distancia sin necesidad de mover la cámara.

Conclusión

Montar un estudio fotográfico no es algo que haces de la noche a la mañana, sin embargo, con la planificación adecuada y los elementos necesarios puedes comenzar a crear tu propio estudio de manera simple y efectiva.

Lo más importante es que tengas en cuenta a qué disciplina te dedicarás y, a partir de ahí, planificar accesorios, luces, atrezzo y otros.

Anímate a tener tu propio espacio, montar tu estudio fotográfico es el próximo paso en tu carrera como fotógrafo profesional.

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese: 

Iluminación en fotografía

Cómo Iniciar un Negocio Fotográfico Rentable con un Plan de Negocio [Guía]

8 señales que te muestran que debes formarte en fotografía

Top 5 de los Mejores Cursos de Iluminación en Fotografía

Iluminación Fotográfica: Retos Comunes y Tips para Solucionarlos

The yellow awards

TOO MANY FLASH

La Escuela de Emprendimiento Fotográfico es referente en el sector por su metodología práctica, dinámica y funcional. Su completo plan de estudios es totalmente flexible y está adaptado mercado laboral actual con una marcada visión internacional y orientación profesional. TOO MANY FLASH es reconocida por ser la plataforma de entrenamiento de los fotógrafos de la nueva, que transcienden la técnica y la creatividad para conquistar nuevas oportunidades en el mercado, elevando los estándares de calidad del sector con su preparación académica y profesional.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ir arriba