Fotografía de Bodas: Guía Definitiva para el Fotógrafo Profesional

Tener éxito en el sector de la fotografía de bodas requiere de un profundo conocimiento de la industria, manejo de situaciones fotográficas tanto en exterior como en interior y, también, la habilidad de adaptarse e improvisar ante circunstancias cambiantes.

Los fotógrafos de bodas son profesionales que se especializan en inmortalizar uno de los momentos más importantes en la vida de sus clientes. Tienen que poder desenvolverse con comodidad tanto en la ceremonia como en la celebración y los momentos íntimos con los novios.

Gestionar la agenda de clientes con seriedad y cerrar contratos son algunas de las labores que tendrás que realizar si te dedicas a este sector.

Es de conocimiento popular que la industria de la fotografía de bodas puede ser altamente competitiva, incluso para aquellos que trabajan hace años en esta profesión.

En este artículo te daremos toda la información que necesitas para conocer el sector de la fotografía de bodas en profundidad.

La Evolución de la Fotografía de Bodas

La fotografía de bodas, tal como la conocemos hoy día, es una invención que no data de mucho más de 70 años aproximadamente.

Sin embargo, esta comenzó cerca del año 1800, y la primera pareja retratada la formaban la Reina Victoria y el Príncipe Alberto. Para esa época, la fotografía se realizaba en placas de metal, llamadas daguerrotipos, lo que la hacía bastante cara y de difícil acceso.

No fue hasta principios de 1900 cuando la fotografía de bodas comenzó a cobrar más popularidad. Normalmente se hacían posando, en estudio y poco naturales, pero ya se encontraban al alcance del público común.

El auge de la fotografía de bodas comenzó con el llamado baby boom, tras la segunda guerra mundial. Esto, sumado al cine en color, hizo que la fotografía de bodas pasara a ser una parte fundamental de una boda.

A partir de los años 70 se comenzó a salir poco a poco de los estudios para pasar a situaciones más proclives a la creatividad, hasta llegar a los estilos que conocemos en la actualidad.

El Posado Estático 

Este fue el primer acercamiento a la fotografía de bodas. Incluso, actualmente, hay parejas que lo eligen y fotógrafos que lo trabajan de manera exquisita. 

El fotógrafo en este caso se toma un tiempo extra para capturar momentos específicos de la manera correcta. Trabaja muy cerca con la pareja, dirigiendo a ambos para poder obtener ciertas tomas.

La Espontaneidad

La espontaneidad en la Fotografía de bodas
Atribución: Ana Cruz, profesora del Máster Internacional de Fotografía y Video de Boda de TOO MANY FLASH

En este modelo de fotografía prima sobre todo la personalidad de la pareja.

La espontaneidad en la fotografía de bodas puede ser encarada desde ángulos variados, como el humor si tienes una pareja risueña, o un enfoque más sensible al estilo documental, captando los momentos íntimos. 

Aquí dejarás volar tu creatividad y la adaptarás a la pareja, serás muy poco intrusivo y buscarás aquellas imágenes que hablen de ese momento.

Es uno de los enfoques que más eligen las parejas hoy día, no solo por las hermosas fotografías que consiguen, sino también porque es un estilo que los libera de presiones; solo deben preocuparse de ser ellos mismos y tú serás el encargado de darles bonitos recuerdos.

Reportaje Fotográfico de la Boda

Sin importar qué estilo manejes dentro del ámbito de la fotografía de bodas, hay algunos momentos importantes que debes tener, aun si tu estilo es poco intrusivo o desestructurado.

En 20 o 30 años, habrá momentos claves que la pareja querrá recordar y es importante que estén en sus manos para poder hacerlo. La entrada a la ceremonia, el saludo con el padre, el beso en la boda, el llanto de la madre son momentos únicos e irrepetibles que no debes perderte.

Pensarás que tal vez son demasiados momentos formales para quienes, por ejemplo, buscan frescura. Déjanos decirte que no es así,  tu trabajo es poder capturar estos momentos con tu mirada particular, de modo que los novios guarden bellos recuerdos.

master de bodas

Reportaje en Vídeo de la Boda

Al igual que el reportaje fotográfico, en el vídeo deben estar presentes los momentos icónicos de la boda que anteriormente mencionamos. 

Sin embargo, es muy importante incluir capturas de detalles de la ambientación de la boda, los arreglos florales y otros, ya que forman parte de lo que han elegido cuidadosamente los novios para su gran día.

Al editar el vídeo, debes tener en cuenta que entregarás a los novios un pequeño cortometraje de su gran día, con todos los momentos importantes y con una cuidadosa selección de material. 

Este puede resultar muy largo para compartir por redes sociales o incluso enviar como recuerdo a los asistentes. Por eso, puedes enviarle una versión acortada que contenga los elementos más destacados del gran día.

Uso de Photoshop y Maquetación de Álbumes

Más allá del estilo que le entregues a tus clientes, debes tener un dominio de la postproducción que acompañe tu talento como fotógrafo de bodas.

Por eso, las técnicas beauty de Photoshop, como la separación de frecuencias o el dodge and burn, te serán muy útiles a la hora de hacer retoques fotográficos para algunas parejas.

Las técnicas de revelado, tanto si usas Capture One como Camera Raw o Lightroom, pueden serte muy útiles si te inclinas por estilos documentales b&w, con contrastes altos y predominancia de altas luces.

Tener habilidades de maquetación te será necesario para organizar la impresión de los álbumes. En Lightroom tienes una opción que te ayudará a organizar los álbumes fotográficos que entregues para imprimir, de modo que podrás crear composiciones muy cuidadas.

Podrás contar la historia de los novios a través de las fotos que hayas hecho en su momento especial. 

Puedes entregar incluso dos estilos de edición fotográfica marcados para que uno cuente la ceremonia y otro la celebración. Deja fluir tu creatividad para contar la historia de amor de la pareja.

Acerca de los Dispositivos Móviles y Hashtags

Si tienes cámara con WIFI, lo que actualmente es bastante común, puedes compartir algunas fotos de la ceremonia en historias o reels de Instagram y mostrar tu trabajo en vivo.

Cuando subas fotografías a tu feed de Instagram recuerda usar hashtags que no solo estén en boga, sino también que indexen correctamente tu contenido. Hashtags de ubicación, estilo de fotografía y algunas tendencias en bodas ayudarán a que tu material sea visualizado por varias vías.

Con los hashtags debes encontrar un equilibrio: si usas muchos, es abrumador; si usas pocos, no se cumple el cometido. Tendrás que ir viendo qué funciona e investigando en páginas de métricas de Instagram que te dirán que está más candente en ese momento.

El Uso de Drones

Los drones han llegado para quedarse. Son una excelente inversión que dará un toque distintivo a tu material.

Puedes utilizarlos en vídeo, para tomas espectaculares de entrada a la ceremonia o para bodas en espacios abiertos, donde los escenarios naturales cobrarán protagonismo.

Son una excelente opción también para fotografía, aunque tienes que comprobar que el modelo que utilices cuente con posibilidad de fotografía raw de alta calidad. Si es así, obtendrás increíbles instantáneas “vuelo de pájaro”.

El Equipamiento Necesario para la Fotografía de Bodas

Hay un dicho muy conocido en el mundillo de la fotografía en el que se incide en que la cámara no hace al fotógrafo. Desde nuestra perspectiva este decir es muy acertado, ya que la técnica, la experiencia y la formación del fotógrafo son más importantes que su equipo.

Sin embargo, en la fotografía de bodas el equipamiento cumple un rol fundamental. Al ser un sector con situaciones lumínicas variadas, sujetos en movimiento y situaciones donde debes parecer invisible, el equipo cumple un papel decisivo en tu labor.

La Cámara Idónea para Fotografía de Bodas

La mejor cámara para un fotógrafo de bodas es aquella con la que este se sienta más cómodo. Podrás optar por cámaras con sistema réflex como las Canon o Nikon, o por la nueva era de las cámaras sin espejo como Sony, Panasonic, Leica, la línea M de Canon o Z de Nikon.

Si optas por una cámara réflex, obtendrás la confianza de años de mejoras, un cuerpo robusto y una amplia variedad de estilos intercambiables. 

Cámaras de sensor completo como la Nikon 750, Canon 5D Mk IV son confiables, durables y te garantizan una buena cantidad de disparos por segundo. Sin embargo, para momentos íntimos en la ceremonia pueden resultar un poco ruidosas al disparar.

Si optas por cámaras sin espejo, como la Sony Alpha A7 III, Nikon Z7, Leica M10, conseguirás un mejor manejo de las luces, podrás ver la exposición real mediante el visor tipo pantalla, son mucho más livianas y de disparos supersilenciosos.

Sin embargo, estas últimas son más frágiles; debes tener mucho cuidado al cambiar las lentes, ya que el sensor está expuesto y se han documentado algunos conflictos con las luces típicas de algunas celebraciones que, al dar directamente al sensor, pueden dañarlo.

Sin duda, elegir una cámara es una cuestión personal de cada fotógrafo a la que debes prestar atención, ya que al ser un fotógrafo de bodas debes tener un buen equipo en el que poder confiar.

Los Objetivos para Fotografía de Bodas

En cuanto a objetivos, para fotografía de bodas es ideal hacerte con un kit de lentes fijas luminosas que te permitan obtener una variedad de encuadres.

Necesitarás una lente normal, de 50 mm, versátil y liviana. Podrás utilizarla para una variedad de tomas y pasarás desapercibido dado su tamaño poco voluminoso.

Hazte también con una lente de 85 mm o 100 mm, la llamada lente de los retratos. Conseguirás bellas fotografías de pareja y retratos de la novia. Te otorgan una excelente separación sujeto-fondo sin distorsión en la imagen.

Te vendrá bien un teleobjetivo, de 70-300 mm;  puede que no lo utilices muy a menudo, pero es ideal tenerlo. Te puede servir para la ceremonia o para bodas paisajísticas.

Por último, te aconsejamos una lente angular de 12 mm o 17 mm, que te facilitará capturas divertidas y creativas, con distorsión pero que sumarán muchísimo al momento de la celebración o para la postboda. Puedes ser creativo con él y hacer llamativas composiciones.

Por último, lo importante es que tengas objetivos con cristales de calidad y con aperturas luminosas. Es decir, no consideres nada por encima de F2.8. Necesitas objetivos luminosos para hacer frente a las variadas situaciones lumínicas.

Si puedes hacerte con algunos objetivos F1.4 conseguirás capturas increíbles, luminosas, nítidas y con la pareja destacada por un bello desenfoque.

La Iluminación en la Fotografía de Bodas

Un buen fotógrafo de bodas trabaja de manera cercana a los wedding planners y organizadores del evento. Este contacto te será útil para saber con qué luces cuentas en el interior, qué efectos habrá durante la celebración y dónde puedes colocar tus flashes de estudio, por ejemplo.

Una comunicación fluida con todo el equipo organizador hará que tu trabajo, como el de los demás, destaque.

Flash para Fotografía de Bodas 

El flash para la fotografía de bodas es primordial, aunque trabajes en escenarios naturales. Con un manejo correcto del flash podrás destacar a la pareja sobre el fondo, ya sea un escenario natural o el salón de bodas.

Lo ideal es que utilices modelos de flash que permitan el reciclado de disparos rápido, ya que muchas veces te encontrarás tirando fotos en modo continuo.

Lo ideal es que lo utilices rebotado o incluso que lo tengas separado de la cámara para poder dar más direccionalidad al utilizarlo. 

Es ideal tener flashes sincronizados para que al disparar puedas tener iluminación de la pareja o invitados y en el fondo, con los que hayas apostado en el salón, conseguirás profundidad en la imagen.

Accesorios y Complementos para la Fotografía de Bodas

Hay muchos complementos que te pueden resultar de suma utilidad en la iluminación de bodas. Siempre es ideal colocar un pequeño softbox al flash o también puedes utilizar el flash separado de la cámara con un difusor tipo globo o anillo.

Puedes innovar y utilizar un flash tipo ring en la lente, funcionando como un aro de luz, ideal para fotos de novia con enfoque de belleza.

Por último, los filtros para lentes pueden ser una buena opción para jugar con la creatividad o incluso para corregir luces al aire libre y obtener cielos azules y atardeceres definidos.

¿Qué Tipos o Estilos de Fotografía de Bodas Existen?

En cuanto a la fotografía de bodas y sus estilos, este es un sector en el que siempre se trata de innovar un poco más, ¡Y eso es muy bueno! 

Los novios cada vez piden fotos más personalizadas, por lo que el fotógrafo siempre debe estar atento a las tendencias y nuevos estilos.

Te dejamos algunos estilos que en este momento están marcando tendencias en fotos de boda, aunque, por supuesto, siempre puedes tener tu propio estilo personal que mezcle varios de ellos.

Fotografía de Bodas Natural

Cuando nos referimos a un estilo de bodas natural, no tiene que ver tanto con la localización en sí, sino con el enfoque fotográfico. Un estilo fotográfico natural buscará que la pareja no pose, para retratarla en momentos relajados.

Las risas, los abrazos o incluso las lágrimas robadas serán los elementos de las instantáneas que destaquen en tu trabajo.

Fotografía Romántica de Bodas

Si bien una boda es un momento romántico por excelencia, la fotografía romántica de boda es aquella que prima sobre todo a la pareja y el amor entre ellos. 

Deberás trabajar muy cerca de la pareja, crear un vínculo cercano para que se sientan cómodos contigo.

Para crear momentos románticos, tu trabajo inicia previamente a la boda. Comienza a crear la historia de amor de la pareja desde el momento de la preboda, la preparación de la novia y, por supuesto, el primer encuentro en el altar. 

Los Detalles en la Fotografía de Bodas

Los detalles son una parte primordial a la hora de retratar la boda. No debes pasarlos por alto, porque los novios han pensado cuidadosamente en ellos. 

El vestido de la novia, su tocado y el ramo, así como la ambientación de la ceremonia y el salón son elementos clave en este momento tan esperado. Dedica tiempo a encontrar el enfoque que más los favorezca.

Fotografía Artística de Bodas

Si eres un aficionado a la moda, este estilo seguramente sea el tuyo. Una fotografía artística de boda pondrá menos el foco en los momentos clásicos y tendrá una visión más “de autor”.

Los novios seguramente han visto tu trabajo y te han contratado por tu particular mirada, por lo que las poses extravagantes o los encuadres poco comunes serán tu sello personal.

Estilo Cinematográfico para Fotografía de Bodas

El estilo cinematográfico en las bodas está muy de moda. Al contar la historia de los novios, debes pensarla como pequeños planos dentro de una historia. 

Este estilo tiene una excelente utilización en los elopements, ya que el hilo conductor de la situación va formando la historia de la pareja.

Aquí debes prestar atención no solo a encuadres e iluminación, sino a los complementos, el maquillaje y el vestuario para acompañar la idea cinematográfica.

Reportaje Gráfico o Fotografía Documental de Bodas

La fotografía de boda documental es un enfoque poco intrusivo y sensible del enlace. Te mantienes al margen, mientras tratas de pasar lo más desapercibido posible buscando un hilo narrativo para contar la historia de cada boda.

Los momentos que cuentan son aquellos que suelen pasar desapercibidos, el llanto del suegro, la mano contenedora de una de las madrinas o la novia con sus nervios previos al altar.

Fotografía de Moda para Bodas

Si eres un fotógrafo de boda que se inclina más por un enfoque fashion, debes saber que tu inspiración saldrá de revistas de moda, producciones de modelos y una mirada más publicitaria. 

Te enfocarás en la belleza de los novios y probablemente hagas fotografías que resalten su belleza y vestuario en este importante día.

Fotografía Paisajística de Bodas

Desde hace ya varios años, las bodas en entornos naturales han cobrado mucha relevancia. En la fotografía paisajística trabajas tanto con la pareja como con el entorno, haciéndolo un protagonista más.

Es importante que trabajes con los novios no solo con el paisaje de fondo, sino que también seas creativo y los incluyas en acciones naturales y frescas.

Tu Estilo Personal en la Fotografía de Bodas

Más allá de los diferentes estilos fotográficos y la relación entre ellos, es importante que encuentres tu propio enfoque. Si bien puedes orientarme más a uno u otro, tu mirada personal hará a tu estilo único y será por lo que las parejas te busquen.

Encontrar tu mirada es parte de la capacitación constante. Como fotógrafo de bodas, la experiencia es tan importante como tus títulos. 

Un máster en fotografía de bodas puede ser la guía que necesitas para obtener experiencia de primera mano de grandes profesionales del sector que te ayudarán a cultivar tu visión personal y desarrollar tu marca personal como fotógrafo.

Las Diferentes Etapas de la Fotografía de Bodas y Cómo Prepararte para Cada Una

La fotografía de bodas no comienza con la ceremonia y termina al tirar el ramo en la celebración. En la actualidad, la fotografía de boda cuenta con varias etapas, cada una diferente y con un potencial distinto para contar la historia de la pareja.

La Preboda 

La preboda es un gran momento para retratar a la pareja de manera más relajada, sin las prisas de los tiempos de la ceremonia ni la presión del día importante.

Planifica el reportaje con los novios con anterioridad para plantear una idea de las fotos a realizar ese día. Es importante que los protagonistas estén relajados, pero, a la vez, debes conseguir las fotografías deseadas.

Hazlos interactuar con el entorno, ponte creativo y tómate un momento para crear una relación con ellos.

La Preceremonia

Fotografía de Preceremonia
Atribución: Gema Romero, alumna del Máster Internacional de Fotografía y Video de Bodas TOO MANY FLASH

El momento íntimo de preparación antes de la boda es el momento ideal para captar las sensaciones de los novios a flor de piel. Es el mejor momento para destacar el vestido de la novia, la comunicación visual con los padres y los pequeños detalles que van formando el gran día.

Es importante que, en este momento tan íntimo, seas casi invisible. Teniendo esto en mente conseguirás las tomas más auténticas y las emociones se verán reflejadas en las instantáneas.

El Día D: La Boda Civil y la Iglesia

Fotografía de la Boda Civil
Atribución: Paula Vazquez, alumna de TOO MANY FLASH

El gran día ha llegado y como fotógrafo de bodas este es el gran momento. Debes tener tu equipo preparado, memorias extra y baterías cargadas. Una correcta organización te dará la seguridad que necesitas para realizar el reportaje de manera segura.

Aquí tendrás que estar pendiente tanto de los momentos claves, como de las tomas creativas y de la mirada personal. Es ideal que trabajes con un segundo fotógrafo que te ayude a tener todos los momentos cubiertos.

La  Fotografía y Vídeo de Bodas en la Ceremonia

El vídeo y la fotografía en la boda deben trabajar como dos partes de un gran equipo, incluso si son dos profesionales contratados de manera independiente. Asegúrate de tener una correcta comunicación con el otro profesional para no entrometerse en las tomas del otro y viceversa.

Asegurar el trabajo del otro hará que el tuyo sea mucho más simple, por lo que siempre trabajar de manera conjunta te llevará a conseguir mejores objetivos.

La Postboda

Las sesiones de postboda son una sensación entre las parejas jóvenes (y no tanto).

No hay un periodo de tiempo determinado para realizar sesiones de postboda, ya que puede ser al año de casados, a los meses o incluso con la llegada del primer embarazo. Eso depende de la pareja y de que tú, como fotógrafo, sigas en contacto con ellos.

Puedes ofrecer la sesión de postboda como una parte más de tu paquete de servicios y trabajar de manera conjunta con la pareja en la propuesta creativa.

Últimamente, las sesiones trash the dress han tomado mucha importancia, ya que crean momentos divertidos con la pareja y le dan un significado nuevo al vestido de novia como una parte única de lo que fue aquel día especial.

¡Anímate a incluirlo en tu paquete de servicios, te ayudará a diferenciarte de tu competencia!

Ser Fotógrafo de Bodas: ¿Sí o No? 

Nuestra respuesta siempre será que ser fotógrafo de bodas es un sí definitivo. Sin embargo, debemos atender el hecho de que cada vez hay más fotógrafos amateurs que se lanzan a hacer bodas, de modo que el mercado se satura de oferta de poca calidad.

Por otro lado, las bodas no son algo que precisamente hayan estado en crecimiento en los últimos años. 

Sin embargo, también hay buenas noticias. Puede que las bodas no estén creciendo pero aquellas parejas que deciden hacerlo buscan calidad, creatividad y frescura en sus reportajes fotográficos para el gran día.

Si realmente te interesa entrar en la fotografía de bodas, no solo debes formarte en cursos, seminarios o incluso un máster, sino que también debes ofrecer un servicio que te diferencie.

No pretendas solo vender tus servicios como fotógrafo, vende una experiencia que cuente la historia de la pareja; desde fotos creativas, diferentes paquetes que incluyan servicios extra como polaroids para imprimir en el momento, hasta fotos previas que los invitados puedan ir compartiendo.

Trabajar de manera cercana con el cliente te permitirá no solo generar confianza y conseguir mejores momentos, sino incluso concretar sesiones de postboda después de un año o en la celebración de sus diferentes aniversarios. 

¿Cómo Vender tus Servicios de Fotografía de Bodas? 

Para realmente tener éxito con tus clientes como fotógrafo de bodas, lo primero que debes hacer es definir tu estrategia. Tener un plan de negocios definido te permitirá publicidad efectiva de tu trabajo dirigida al público objetivo al cual apuntas.

Para comenzar a vender tus servicios necesitas pocas cosas, pero importantes: una página web con tus mejores fotos, presencia en redes sociales y en foros afines a las bodas, contactos con todos los profesionales de las bodas y credenciales que avalen tus conocimientos.

Con esa base podrás empezar a trabajar en tu plan de negocios. Debes elegir tu público objetivo e identificar oportunidades generando alianzas con otros profesionales y, también, entendiendo la estacionalidad de este negocio.

Conclusión

Ser un fotógrafo de bodas es elegir una profesión muy gratificante que te hará generar lazos duraderos con tus clientes. 

Debes prestar especial atención no solo al equipamiento, sino sobre todo a tu formación, pensando en ella como una inversión a largo plazo que te ayudará a crear experiencias de calidad para tus futuros clientes.

Si quieres lanzarte como fotógrafo profesional de bodas, asegúrate de tener en cuenta todos los elementos que hemos mencionado. 

En definitiva, para conseguir ser un buen fotógrafo de bodas, te animamos a comenzar con los consejos de este artículo.

fotografía de bodas

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese: 

5 consejos para fotografía de boda

Nuevas tendencias en fotografía de bodas

Recursos para fotógrafos emprendedores

Beneficios del coaching fotográfico

Cómo conseguir clientes en fotografía

The yellow awards

TOO MANY FLASH

La Escuela de Emprendimiento Fotográfico es referente en el sector por su metodología práctica, dinámica y funcional. Su completo plan de estudios es totalmente flexible y está adaptado mercado laboral actual con una marcada visión internacional y orientación profesional. TOO MANY FLASH es reconocida por ser la plataforma de entrenamiento de los fotógrafos de la nueva, que transcienden la técnica y la creatividad para conquistar nuevas oportunidades en el mercado, elevando los estándares de calidad del sector con su preparación académica y profesional.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ir arriba