Fotografía de Producto: Todo lo que Debes Saber

La fotografía de producto está en plena expansión. Con el auge de las ventas online, todo el mundo quiere tener el mejor escaparate virtual para mostrarse. 

Un buen fotógrafo de producto logra conseguir un equilibrio entre crear fotografías que presenten al producto de manera bella y atractiva, una mirada fiel a la realidad y una metodología de trabajo rápida y eficiente.

¿Qué es la Fotografía de Producto?

La fotografía de producto forma parte de la llamada fotografía publicitaria donde el objetivo es mostrar de la manera más atractiva un objeto. Se puede utilizar para dar a conocer perfumes, joyas, creaciones gastronómicas y cualquier objeto que se quiera exhibir o comercializar.

Es una manera de dar a conocer un objeto de forma que, aunque no se pueda tocar o tener en las manos, el potencial comprador siente que lo conoce y se siente seguro para tomar una decisión de compra.

Conoce un poco sobre esta Disciplina de la Fotografía

En general, quienes no pertenecen al mundo de la fotografía piensan que la fotografía de producto es algo simple, que es hacer una foto a un objeto y ya está. ¡Nada más alejado de la realidad!

Lo único simple es que no hay que lidiar con un sujeto a retratar, pero en cuanto a iluminación, dirección artística, postproducción y volumen de imágenes, nos encontramos ante una de las disciplinas más desafiantes de la fotografía.

Paciencia, organización, un impecable manejo del tiempo y buen ojo para las puestas de arte. Estas son algunas de las habilidades que necesitas para destacar en la fotografía de producto.

Mercados y Usos de la Fotografía de Producto

La fotografía de producto hoy está en uno de sus mejores momentos. Las redes sociales han resultado un excelente lugar para pequeños emprendedores que buscan vender sus productos de manera atractiva.

El material que generes como fotógrafo de producto puede ser utilizado tanto para grandes páginas webs como para campañas online en redes sociales. Muchas veces hay campañas de venta online pensadas exclusivamente para estas.

Por supuesto que no todo es online, hay un gran uso de la fotografía de producto en formato offline, como catálogos de venta, publicaciones en revistas de lifestyle y flyers para marcas. 

La fotografía de producto tiene un amplio uso dentro del marketing de productos y su utilización abarca diferentes plataformas y alcances dentro de la comercialización.

Principales Objetivos de la Fotografía de Producto

Al ser parte de la fotografía publicitaria, la fotografía de producto tiene como objetivo principal la comercialización. Está íntimamente ligada a estrategias de marketing por lo que su efectividad, además de por la calidad, se mide en términos de ventas conseguidas.

Como primer objetivo, una foto de producto debe despertar interés. El fotógrafo debe recordar que se trata de atraer a un futuro comprador. 

La imagen, entonces, debe ofrecer información sobre el objeto retratado: para qué sirve, una puesta en contexto, su uso, en qué destaca…

Además, debe lograr una cercanía con el comprador, aun sin este conocer el producto de primera mano. En este caso, una buena presentación logrará que el comprador sienta que conoce el producto, aunque no lo haya visto en persona.

Por último, debe diferenciarse de la competencia. Para ello, debe destacar en la imagen aquello que hace único y atractivo al objeto fotografiado. 

Ajustes Básicos para Fotografía de Producto

En fotografía de producto es importante que cuentes con un equipo que dispare en RAW, así podrás editar la fotografía de una manera no destructiva. También te permitirá manejar grandes volúmenes de imágenes utilizando los mismos ajustes.

Procura utilizar objetivos de entre 50 mm y 200 mm. Así, evitarás las típicas deformaciones en la lente y conseguirás una buena profundidad de campo. Si cuentas con un espacio amplio, un teleobjetivo te ayudará a posicionarte lejos del objeto, de manera que evitarás posibles reflejos.

El trípode es algo que no puede faltar. Te ayudará a mantener estable la cámara para obtener fotografías nítidas. Además, permite largas exposiciones, el uso de disparadores remotos y cambiar el producto de lugar conservando la posición de la cámara.

Por último, una buena cantidad de fondos intercambiables y una iluminación de tres puntos harán que tus fotografías tengan un nivel profesional.

Y un consejo extra, ¡jamás uses el balance de blancos en automático! Tomate el tiempo de encontrar el balance que mejor te resulte y desde ahí comienza a realizar tus fotografías.

Composición en Fotografía de Producto

fotografía artística

En fotografía publicitaria y, por ende, en la de producto, se trabaja codo con codo con el equipo de marketing. Por eso, tendrás pautas que seguir respecto a cómo presentar el producto.

Si realizas imágenes para una web de ventas masivas, probablemente un fondo blanco e iluminación pareja sea lo mejor. Pero si estás fotografiando para un catálogo o una revista de moda, puedes ponerte creativo en la composición.

Buscar elementos que destaquen, sin que compitan con el producto, puede ser de gran ayuda a la hora de crear un balance en la imagen. Para ello, generar texturas, situar al objeto en un contexto o hacer un juego visual, puede ayudar a destacar el producto principal sobre los demás elementos.

Fotografía de Producto y alta velocidad

Utilizar velocidades altas en fotografía de producto puede añadir un elemento creativo y atractivo a la vista sin mucho esfuerzo.

Si miras con atención, verás que es una técnica muy usada en productos de belleza, maquillaje y bebidas. De esta manera se logra congelar gotas de agua, dándole un efecto desenfadado, dinámico y moderno al producto. 

Puedes congelar el objeto cayendo al agua para lograr una imagen con movimiento. Prueba a congelar gotas que caen de una botella, comida o zapatos en posiciones extravagantes. Practica y prueba todo lo que tu imaginación te sugiera.

Modifica la velocidad de obturación y recurre a un flash. Así podrás congelar el objeto y explorar estas alternativas creativas.

Qué debes Considerar para Hacer Fotografía de Producto Profesional: Tips y Consejos Prácticos

Internet nos ha mostrado que se pueden hacer maravillas con un smartphone y una cartulina blanca, pero si buscas destacar de manera profesional en la fotografía de producto, es mejor prestar atención a ciertas consideraciones.

Consideraciones Sobre el Fondo

En fotografía de producto, el fondo adquiere un papel muy importante. Es un elemento expresivo que puede generar un ambiente a la hora de presentar el o los objetos. No subestimes el poder de un fondo a la hora de contar la historia de un producto.

Fondo Blanco para Fotografía de Producto

Suele ser obligatorio a la hora de hacer foto producto para webs de ventas o para elementos de belleza, higiene y tecnología. Se asocia a la pureza y requiere de un gran ojo para lograr un blanco realmente impoluto.

Procura trabajar en RAW y con el fondo correctamente iluminado. Separa al objeto del fondo para evitar sombras y haz un balance de blancos a conciencia.

La posproducción te ayudará a conseguir un blanco puro, pero es necesario que crees un buen esquema de iluminación en el set para obtener tonos reales. 

¿Cuándo Usar Fondo Negro?

El fondo negro se asocia a la elegancia y exclusividad. También crea un ambiente acogedor que puede ser muy útil para fotografiar comida con aspecto de bodegón.

Es primordial que para conseguir una imagen con fondo negro que destaque, trabajes con ISO bajo. Esto ayudará a mantener la nitidez. También recurre a tiempos de exposición cortos para que el fondo quede ennegrecido.

Aleja al objeto del fondo, cierra el diafragma y, a la hora de la posproducción, procura subir los negros para que queden vívidos.

La Noción de Figura-Fondo y Composición

A la hora de presentar el producto, debes contar una historia.

Puedes incluir un elemento humano que ayude a visualizar el objeto, así como también prestar especial atención a la ubicación del elemento en el plano.

La composición y la ubicación son todo. Presta atención a la regla de los tercios y al punto de vista. Una toma contrapicada cuenta algo completamente distinto a una en punto de vista normal.

Cuando utilices varios elementos, juega con variaciones de altura, textura y agrupa los objetos en diferentes puntos de la imagen para crear un recorrido visual que aporte dinamismo.

La Iluminación

La iluminación es la clave de tu carrera como fotógrafo de producto. Es donde debes invertir más tiempo de aprendizaje y hacerte de buenas herramientas y accesorios.

La luz natural es una de las mejores, pero, al no poder controlarla, es mejor que la acompañes con luz artificial.

Los kits de strobist son los mejores para empezar. Puedes hacerte con paraguas y flashes que te ayuden a crear y dirigir diferentes puntos de luz.

Las luces duras son ideales para objetos de tono mate y las difusas para objetos refractantes. Utiliza luz lateral y de contra para resaltar rugosidades o dar volumen.

Nunca olvides la luz de relleno para evitar las sombras indeseadas y ten bajo control todas las luces del set, para que solo estén las necesarias.

El Producto

El producto debe estar en excelente estado. Debes manipularlo con cuidado para evitar marcas y muchas veces plancharlo, limpiarlo o adecentarlo. Todas las características positivas y negativas se verán aumentadas con la lente.

Si de comida o bebida hablamos, probablemente te envíen un prototipo con etiquetas especiales para la fotografía.

Muchas veces al fotografiar comida, utilizarás sustitutos que se ven aún mejor que el plato real. Helados hechos de puré con colorante, hamburguesas deliciosas que en realidad tienen relleno entre sus capas o botellas frescas salpicadas con glicerina en vez de agua.

Es muy divertido el mundo de la fotografía de producto, lleno de trucos para que las imágenes se vean atractivas e, incluso, aún mejor que la realidad.

La Edición y Postproducción

En fotografía de producto, es primordial manejar a la perfección las herramientas de posproducción.

Te encontrarás trabajando con detalles milimétricos, en resoluciones imposibles, todo para conseguir los mejores detalles.

La clave es editar las luces y sombras como un profesional y partir de una foto bien hecha en la toma, lo que te ahorrará mucho tiempo.

¿Cómo Impulsar tu Carrera como Fotógrafo de Producto?

La mejor manera de impulsar tu carrera como fotógrafo de producto es comenzando a prestar atención al detalle. Un fotógrafo de producto es ante todo un detallista.

Por otro lado, asistir a un curso que te permita ver de primera mano el flujo de trabajo es ideal. En un curso específico de este tipo de fotografía verás cómo manejar grandes volúmenes de objetos, puestas de luces, edición en lote y consejos de quienes se encuentran inmersos en la industria. 

Conclusión

Dedicarse a la fotografía de producto es una gran idea. Actualmente, hay un gran mercado en el que desarrollarse y resulta una disciplina muy creativa y también lucrativa.

Aprender sobre iluminación y postproducción son las dos claves para destacar. Una atención extrema al detalle y aprender de aquellos que trabajan en esta industria pueden rápidamente hacer de la fotografía de producto el trabajo de tus sueños.

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese: 

Iluminación en fotografía

Manual de fotografía básica para principiantes

Programas para editar fotos: comparativa entre los más populares

Fotografía de moda: qué necesitas saber

Conoce todo sobre la edición de fotos: consejos, proceso, tips y más.



The yellow awards

TOO MANY FLASH

La Escuela de Emprendimiento Fotográfico es referente en el sector por su metodología práctica, dinámica y funcional. Su completo plan de estudios es totalmente flexible y está adaptado mercado laboral actual con una marcada visión internacional y orientación profesional. TOO MANY FLASH es reconocida por ser la plataforma de entrenamiento de los fotógrafos de la nueva, que transcienden la técnica y la creatividad para conquistar nuevas oportunidades en el mercado, elevando los estándares de calidad del sector con su preparación académica y profesional.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ir arriba