EL PODER DE SORPRENDER

EL PODER DE SORPRENDER

¿Quién no ha sucumbido ante una fotografía bella, técnicamente impecable, increíblemente mágica? ¿Quién no ha deseado fotografiar un instante decisivo? Mejor aún, ¿qué es necesario para conseguirlo?
Seguro que muchos han querido retener “la foto”. Aquella que será recordada para siempre, que se imprima en grandes medios, que dentro de años siga teniendo esa vitalidad o se reinvente o se revalore. O trabajar en un ensayo fotográfico trascendente cuya calidad y esfuerzo tenga su repercusión social. Ésta, la aspiración humana de compartir y ser recordado, no tiene nada de sencillo, más aún hoy día, donde las imágenes se cuentan por millones cada minuto y son incontables los fotógrafos/as que empiezan en este preciso instante. Para ello hay que madurar toda una profesión, una pasión en la que hay que contar con un lenguaje común y entender unas reglas, ya sea para romperlas, ya sea para alcanzar la excelencia. 
sorprender con la fotografía

A lo largo de la historia se han ido consolidando unos cuantos, digamos “grandes” o genios de la fotografía que han sido ensalzados por revistas, periódicos, agencias, museos…y que han alcanzado el status de referentes para otros. Evidentemente, el mérito de Ansel Adams, Robert Capa, Margaret Bourke-White, Robert Frank, Eugene Smith, Helmut Newton…es indudable al margen de cualquier crítica. Lo innato también juega su papel.

Los fotógrafos observan y captan el mundo que les rodea. Muchos se dedican a la gente que existe en él y lo que esa gente hace. Otros se centran en los objetos o las formas, lo abstracto o lo surrealista. Sin embargo, unos pocos permanecen en la memoria y sólo unas excepciones se convierten en lo que se denomina clásicos. ¿Por qué? Una respuesta atrevida es decir que son capaces de retener el poder para sorprender.
A diferencia del texto, las imágenes conquistan nuestra atención al instante. Lapalabra escrita puede olvidarse con facilidad, por ejemplo en prensa, donde al día siguiente deja de ser recordada. Podemos añadir incluso que una noticia antigua deja de ser noticia para convertirse en un oxímoron. Este hecho, más que ningún otro, separa la ambición que pueda existir entre fotógrafos y escritores.

sorprender con la fotografía sorprender con la fotografía

 El trabajo de los escritores ha sido desde el principio describir el modo de comportamiento humano. Con la invención de la fotografía, se ha convertido también en el negocio del fotógrafo. Pero mientras los periodistas se ajustan a  dialogar con la gente, los fotógrafos necesitan interactuar con los sujetos. He aquí uno de los primeros puntos a destacar para poder sorprender: Interactuar. Acercarse, respetar, empatizar, obtener las cualidades ocultas de las personas, descubrir su esencia, así como la del entorno.
Otra faceta elemental es estar en el lugar y el momento adecuado. ¡Cuan importante es esto para los fotógrafos de prensa! Se requiere de una buena planificación y un poder de observación constante, aplicable a cualquier momento. Buscar eventos que sean importantes, personajes notables, gestos para la posteridad. Y no fallar. Rescatar lomejor o lo peor, pero asegurarlo.

Resulta vital para el progreso mostrar un punto de vista diferente, atípico. Pensar en las cosas más simples a nuestro alrededor y disponerlo de tal forma que impacte. Que cobre vida aquello que no la tiene, que viva algo paralaeternidad. Una idea que se enlaza con la de innovar, perfeccionar, avanzar. “No hay nada nuevo bajo el sol” decían en la Biblia. ¿Está todo descubierto? Seguramente no. Las tendencias cambian, las formas se reinventan, los estilos se mezclan. En la sociedad de la información en que vivimos todo se regenera y se reutiliza constantemente. Aportar tu visión particular inspirándote con lo que pueda inspirarte es la forma de distinguirse.

sorprender con la fotografía sorprender con la fotografía

Para sorprender no podemos contar con un factor impredecible como es la suerte, ese suceso poco probable que se da en forma de resultado positivo. Siempre la buscamos, pero aparece cuando nos olvidamos de ella. Y sin embargo, a veces en fotografía resulta fundamental, ya sea para captar el instante de Bresson, ya sea para conocer a la persona indicada que te guíe hacia un nuevo camino, ya sea para ser quien uno es y tener lo que uno tiene. Hay que trabajarla para que sea más sencillo no depender de su beneficio. Aunque para sorprender hace falta mucho más de lo que pueda contarse con palabras.

halsman_dali

<script>
  (function(i,s,o,g,r,a,m){i[‘GoogleAnalyticsObject’]=r;i[r]=i[r]||function(){
  (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o),
  m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m)
  })(window,document,’script’,’//www.google-analytics.com/analytics.js‘,’ga’);
 
  ga(‘create’, ‘UA-38420038-2’, ‘phototips.es‘);
  ga(‘send’, ‘pageview’);
 
</script>
The yellow awards

TOO MANY FLASH

La Escuela de Emprendimiento Fotográfico es referente en el sector por su metodología práctica, dinámica y funcional. Su completo plan de estudios es totalmente flexible y está adaptado mercado laboral actual con una marcada visión internacional y orientación profesional. TOO MANY FLASH es reconocida por ser la plataforma de entrenamiento de los fotógrafos de la nueva, que transcienden la técnica y la creatividad para conquistar nuevas oportunidades en el mercado, elevando los estándares de calidad del sector con su preparación académica y profesional.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ir arriba