Objetivos Fotográficos: Todo lo que Debes Saber para Comprar el Indicado

Si estás comenzando a preparar tu equipo, seguramente en lo primero que hayas pensado sea en el cuerpo de la cámara. No obstante, debemos recordarte que serán los objetivos fotográficos que escojas los que le den ese toque especial a tus imágenes. Es por ello, que es importante comprar el que sea indicado para ti.

Por otro lado, tener el último modelo de cámara lanzado al mercado, pero montado con una lente de kit, sencilla y poco luminosa, será verdaderamente un desperdicio: tus objetivos fotográficos deben ser de igual o mejor calidad que la cámara que uses.

Más allá de todo esto, recuerda que tú eres quien hace la foto, no el equipo que utilices. Sin embargo, de este dependerá la calidad de la imagen resultante, en ello radica la importancia de saber elegir. Por ello, te invitamos a leer todo lo que necesitas saber sobre objetivos fotográficos. 

Tener el último modelo de cámara lanzado al mercado, pero montado con una lente de kit, sencilla y poco luminosa, será verdaderamente un desperdicio: tus objetivos fotográficos deben ser de igual o mejor calidad que la cámara que uses.

¿Qué es un Objetivo Fotográfico?

Un objetivo fotográfico se compone de una cantidad variable de lentes convergentes y divergentes, que pueden ser de cristal u otros materiales. 

La disposición de estas lentes hace que actúen como una única lente convexa al interior del objetivo, llevando a los rayos de luz a converger en el sensor (película, en el caso de cámaras analógicas), en el punto focal que es donde se crea la imagen óptica, que no es más que una réplica luminosa del objeto.

Objetivos fotográficos definiciones
Foto de Nguyen Huy en Pexels

Objetivos Fotográficos: Definiciones que Debes Conocer

Al buscar el objetivo fotográfico perfecto para ti, hay ciertas definiciones que debes conocer para hacer una buena compra. 

Distancia o Longitud Focal

Se llama distancia o longitud focal al tramo que va del centro óptico de la lente hasta el  plano del sensor. Esta se mide en milímetros.

Sin embargo, la clasificación más habitual se hace de acuerdo al ángulo de visión que el objetivo tenga. Lo que debes considerar es que no habrá variación en la perspectiva de la imagen a capturar, sino que de acuerdo a este ángulo, variará la amplitud de la imagen. 

La clasificación más habitual se hace de acuerdo al ángulo de visión que el objetivo tenga. Lo que debes considerar es que no habrá variación en la perspectiva de la imagen a capturar, sino que de acuerdo a este ángulo, variará la amplitud de la imagen.

Así, con un 20 mm la imagen que obtengas será más amplia que con un 85 mm, cuyo ángulo de visión es más estrecho.

Apertura

La apertura es un indicador de la luminosidad del objetivo y está expresado en el mismo de la siguiente manera: “f: la apertura que corresponda”. Cabe destacar que cuanto mayor sea este número, menor será la apertura y, por ende, menos luminoso. 

La luminosidad del objetivo es un indicador de calidad, ya que a mayor apertura de diafragma, podrá pasar más luz y, esto producirá una mejor información en el sensor, pero también hará más caro el objetivo.

La luminosidad del objetivo es un indicador de calidad, ya que a mayor apertura de diafragma, podrá pasar más luz y, esto producirá una mejor información en el sensor, pero también hará más caro el objetivo.

Objetivo Fijo y Objetivos Zoom

Los objetivos fotográficos pueden tener una distancia focal y apertura fijas o pueden ser variables como en el caso de los objetivos de tipo zoom. En el caso de los primeros, ambos parámetros, distancia focal y apertura, son estables, por ello se denominan fijos. 

Asimismo, los objetivos fijos son más ligeros, ya que cuentan con menos elementos en su interior. Por otro lado, en el caso de los objetivos tipo zoom, estos tienen indicada la menor y mayor distancia focal del rango que cubren, así como su apertura mínima y máxima.

Un ejemplo de esto es el objetivo zoom de kit, el 18-55 mm, cuya apertura es f:3.5-5.6 Lo que esto significa es que en 18 mm contaremos con una apertura máxima de f:3.5. Sin embargo, al usar la distancia focal en 55 mm, la apertura máxima variará, siendo de f:5.6

Cabe aclarar que los objetivos fijos suelen ser considerados de mejor calidad que los zoom debido a su mejor calidad óptica y, por consiguiente, de imagen. Obtener la misma calidad de construcción en un zoom es complejo, dado que se componen de varios cristales que se desplazan dentro del objetivo de acuerdo a la focal usada.

Sin embargo, con un objetivo fijo deberemos cambiar de objetivo para cambiar de focal, mientras que con un solo objetivo zoom, aunque más pesado, tendrás cubierto un rango focal más amplio. La decisión entre fijo o zoom dependerá, entonces, de factores como uso, precio o comodidad.

Montura

La montura es el sistema que acopla el objetivo a la cámara. Debes asegurarte que tu objetivo sea compatible con tu cámara, ya que las monturas de los principales fabricantes son diferentes y no son compatibles entre sí.

Sin embargo, hay marcas independientes que tienen líneas de objetivos dedicadas para estas marcas principales, con la montura correspondiente a la marca que se trate. 

Círculo de la Imagen

Este concepto, relacionado con las cámaras full frame o APS-C, se refiere a si la cobertura de la imagen que genera el objetivo cubre o no al sensor en su totalidad. Los objetivos creados para cámaras full frame, si son de la misma marca, pueden montarse en cámaras de sensor recortado o APS, pero no a la inversa. 

Si colocas un objetivo para APS en una cámara full frame, notarás que todo el contorno de la imagen se oscurece con un viñeteado muy evidente.

Por otro lado, los objetivos full frame suelen ser más caros que los APS, que suelen ser más ligeros y económicos que los primeros.

Tipos de Objetivos Fotográficos: Clasificación

Dependiendo del uso, será mejor un objetivo u otro. Veamos a continuación los diferentes tipos de objetivos que podrás elegir para equiparte.

Ojo de Pez (Fish Eye)

Con focales entre 7 y 17 mm y un ángulo de visión extremo de 180 grados o superior, este objetivo se caracteriza por la distorsión que resulta en imágenes casi circulares, producto de su lente curva con forma semiesférica, que impide el uso de accesorios como filtros o parasoles.

Súper Gran Angular: 

Tiene focales de menos de 24 mm.

Objetivos Fotográficos Gran Angular: 

Con focales de entre 24 y 35 mm y un ángulo de visión inferior al ojo de pez, estos objetivos tienen un ángulo visual que va de los 60 a los 180 grados. Al igual que los súper gran angulares, generan una perspectiva distorsionada, engrandeciendo aquello que esté más próximo a la cámara.

Suelen usarse para paisajes por su amplia profundidad de campo, como así también para fotografiar primeros planos de grupo o espacios pequeños en los que se requiere capturar muchos elementos en la misma imagen, algo posible gracias a su ángulo de visión amplio. 

Los fotoperiodistas suelen elegirlo, ya que su gran profundidad de campo y ángulo permiten fotografiar, aunque no hayas tenido oportunidad de enfocar o componer a conciencia.

Otra aplicación de este objetivo es la de combinarlo con fuelles de extensión en la fotografía macro, colocándolo invertido para lograr la máxima ampliación posible.

Objetivo Normal: 

Esta focal tiene entre 35 y 50 mm y cubre un ángulo de visión de 43 a 56 grados. Se les llama así porque al no distorsionar la imagen, ofrecen la captura similar al ángulo de visión del ojo humano.

Teleobjetivo: 

Con focales de 70 mm o mayor y ángulos de visión inferiores a 31 grados, se caracterizan por “acercarnos” a objetos lejanos, cerrando el plano. Suelen ser los elegidos para fotografiar fauna salvaje, naturaleza, deportes e, incluso, retratos de aspecto naturalmente agradable.

Dada su corta profundidad de campo, estos objetivos resultan perfectos para diferenciar figura de fondo dejando a este último fuera de foco. También eliminan la sensación de distancia, ya que los elementos en la imagen quedan «comprimidos», como pegados sobre un mismo plano.

Hay, a su vez, diferentes tipos de teles:

  • Teleobjetivos cortos: con distancias focales entre los 80 y 135 mm.
  • Teleobjetivos normales: con focales entre 135 y 240 mm.
  • Superteleobjetivos: entre 240 y 500 mm.
  • Ultratelefotos: focales mayores a los 500 mm.

Macro: 

Objetivo luminoso y de sólida construcción, con una distancia focal mínima, de entre 30 y 200 mm que se utiliza, como su nombre lo indica, para macrofotografía. Esa mínima distancia permite capturar en tamaño natural, a una distancia muy corta, objetos muy pequeños, manteniendo la relación 1:1

Algo a tener en cuenta es que cuanto más cerca nos encontremos, menor será la profundidad de campo, independientemente de la apertura, que es tan ínfima que se necesitan aperturas como f:16 para tener nitidez en toda la imagen.

Al igual que con los objetivos teles, encontramos una clasificación de los objetivos macro:

  • Macro de focal corta: tiene entre 30 y 50 mm.
  • Macro de focal estándar: suelen ser los más utilizados, con una focal de entre 60 y 105 mm.
  • Teleobjetivos macro: van de los 150 a los 200 mm, y logran un nivel de detalle mayor.

Objetivos Fotográficos Todoterreno: 

Estos objetivos se caracterizan por cubrir rangos focales amplios de entre 18 y 300 mm, con la ventaja de abarcar ángulos de visión de angulares a teles. Como contra, no suelen ser objetivos fotográficos luminosos ni de gran calidad debido a la gran cantidad de elementos que los componen.

En este tipo de objetivos, es recomendable que sean estabilizados para evitar las fotografías borrosas. Esto hará que el objetivo sea más caro, pero valdrá la pena.

Objetivos Fotográficos Descentrables

Son objetivos fabricados para descentrarse tanto horizontal como verticalmente, obteniendo imágenes sin los efectos de la perspectiva y profundidad de campo. Por ello, son elegidos para fotografía de arquitectura, así como también para ciertos paisajes y en fotografía de producto.

Otras Características Relevantes de los Objetivos Fotográficos

Al escoger un objetivo hay otras características interesantes que deberías conocer y considerar. De acuerdo al fabricante, las denominaciones y nomenclaturas pueden variar, pero te explicaremos de qué trata cada uno, más allá de cómo lo llame cada marca.

Objetivo Estabilizado

Al capturar una imagen, el gesto de oprimir el disparador de la cámara le imprime a esta una sutil vibración. La estabilización del objetivo reduce el efecto que estas causan en la imagen.

Objetivo Ultrasónico o Hipersónico

Estos objetivos tienen un motor, cuya tecnología varía de marca en marca, que hacen que enfoque más rápida y silenciosamente que un objetivo común, y con mayor precisión. Por lo tanto, se trata de una característica muy deseable, aunque no indispensable, sobre todo en teleobjetivos de muy largo alcance o para disparar con poca iluminación y baja velocidad. 

Lente Asférica

Son objetivos cuyas lentes no son curvas, para eliminar la aberración esférica.

Lente Apocromática

Son lentes corregidas para que la longitud de onda RGB se encuentre en un mismo plano focal, eliminando aberraciones cromáticas.

Hojas de diafragma

La forma del bokeh dependerá de la cantidad de hojas que presente el diafragma del objetivo y de la forma que tengan las palas del mismo. A mayor redondez, más estético el desenfoque.

Punto Dulce

De acuerdo a la distancia focal y apertura del objetivo, cada lente tendrá su zona de máxima calidad y nitidez, habitualmente ubicada en la zona central de la gama de aperturas de diafragma de todo objetivo y en la zona central del abanico de distancias focales de un objetivo zoom.

Control de desenfoque

Estos objetivos tienen un sistema interno que consigue el enfoque de forma muy controlada, más que un objetivo común, haciendo que el acto de enfocar pueda ser mucho más preciso. Por esta particularidad, son objetivos fotográficos muy elegidos para retratos.

Objetivo Catadióptrico

Es un teleobjetivo cuyo sistema interno tiene, como en los telescopios, espejos. Son más pequeños y pesan menos que un teleobjetivo normal con una gran distancia focal. Por otro lado, la desventaja de los catadióptricos es que la calidad de imagen y precisión son inferiores a un teleobjetivo normal.

Sellado del objetivo

Esto es fundamental si piensas usar tu objetivo al aire libre. El sellado evita que entre polvo y hasta agua en su interior.

Accesorios de los Objetivos Fotográficos

A la hora de montar un accesorio en tu objetivo fotográfico, sea un filtro, tapa o parasol, deberás conocer el diámetro del objetivo, porque de ello depende la compatibilidad entre ambos.

Reconocerás el dato porque se indica con un símbolo que parece un cero tachado Ø y se expresa en milímetros. 

Entre los accesorios más habituales están los filtros de colores, los polarizadores o de densidad neutra (ND), y los protectores.

Actualmente, encontrarás también flashes anulares que se acoplan al objetivo y dan una iluminación uniforme, especialmente usados en macrofotografía.

¿Cómo Proteger, Almacenar y Limpiar las Lentes u Objetivos Fotográficos?

Al almacenar y cambiar tus objetivos fotográficos hay ciertas consideraciones para cuidarlos, ya que por muy robusta que sea su construcción, no dejan de ser elementos delicados por la fragilidad de sus cristales.

Guárdalos limpios en lugares secos y ventilados, libres de polvo y humedad. Revisa que tengan ambas tapas colocadas para proteger la lente frontal y los circuitos y conectores traseros, y ponlos dentro de su funda protectora para evitar efectos de golpes y caídas.

El mismo trato que le des a los objetivos requieren los filtros, que deben guardarse en sus portafiltros.

Respecto a la higiene, existen kits de limpieza que incluyen una pera de aire, paños de microfibra o gamuza, brochas de distintos tamaños y el líquido limpiador. Con estos elementos podrás mantener la higiene de tus objetivos fotográficos y filtros, de manera  adecuada, cuidando sus cristales. 

¿Qué Objetivos Fotográficos Deberías Comprar? Los Indispensables

Una pregunta normal entre quienes comienzan a equiparse. Pensar en el uso que les daremos a nuestros objetivos fotográficos responde a esa duda tan común. Pero si estás experimentando y en búsqueda del propio estilo, te daremos una lista de los objetivos más usados por la mayoría de fotógrafos para que pruebes y elijas.

Puedes comenzar con objetivos zoom, para probar rangos focales, descubriendo con cuáles te sientes cómodo y cuya estética te agrade.

  • Todoterreno: escoge un zoom estándar con amplio rango, yendo del angular al tele corto, y el normal. El 24-70 mm de kit, por ejemplo, es versátil y liviano. Aunque de baja calidad, podrás practicar tu estilo y descubrir con qué focal te sientes más a gusto. Más adelante, podrás cambiar a un objetivo de mayor apertura o a alguna focal fija.
  • Teleobjetivo: puedes también hacer tu aproximación a las focales largas con un tele de kit, como el 70-200 mm. Experimenta, define tu estilo y rango focal favorito. Luego podrás cambiarte a un tele con mayor apertura.

Si quieres un equipo más versátil, te proponemos los siguientes objetivos para complementar con los anteriores.

  • Normal fijo: no te quedes con las ganas de tener una lente luminosa y nota la diferencia. Los objetivos normales de f:1.8 no son tan caros y te asombrará lo que puedes hacer con ellos en retratos o con poca luz. 
  • Gran angular: si lo tuyo son los paisajes o vas a trabajar en arquitectura o interiores, necesitarás un buen angular, como por ejemplo, un 16-35 mm.

Consejos para Comprar Objetivos Fotográficos 

Para hacer una buena compra, sigue estos consejos al adquirir tu próximo objetivo.

Establece un presupuesto base.

Hay variedad de precios acordes a las características de cada objetivo, por eso, lo mejor será tener un número que oriente tu búsqueda. 

Ten en cuenta qué uso vas a darle.

Esto te indicará si ciertas características como el sellado son indispensables o algo no tan necesario como el estabilizador, que agradecerás haber elegido.

Por otro lado, escoge en función de lo que piensas hacer. No tiene sentido comprar un macro, aunque tenga buen precio, si te dedicas a paisajes.

Decide tus objetivos fotográficos.

¿Cuáles te gustan? Tener claro qué quieres, qué puedes comprar ahora y qué sumarás luego te evitará tener que rehacer el equipo. Recuerda que, bien cuidado, un objetivo te acompañará muchos años, aunque actualices la cámara frecuentemente.

(CCT4: Recuerda que, bien cuidado, un objetivo te acompañará muchos años, aunque actualices la cámara frecuentemente.)

Verifica la compatibilidad del objetivo con tu cámara.

Recuerda que la montura varía según marca y que los objetivos para sensor recortado no sirven para cámaras full frame (aunque sí a la inversa).

Asimismo, si tienes una cámara APS-C y crees que cambiarás a Full Frame en algún momento, compra objetivos full frame.

Apertura

Un objetivo luminoso, aunque más caro, te ahorrará complicaciones y te dará mayor libertad creativa e imágenes de mejor calidad.

Comodidad vs. calidad

Generalmente, los objetivos fijos tienen mayor calidad que los zoom, pero con estos últimos resuelves un amplio rango focal a la vez, aunque resulte más pesado que uno fijo. Como ves, deberás tomar decisiones.

No desesperes si estás empezando. En este momento, tu objetivo de kit te servirá perfectamente y, si confirmas que la fotografía es para ti, podrás dar el paso de adquirir objetivos fotográficos de mayor calidad, fijos o no. 

Valoraciones 

Evita comprar el objetivo recién lanzado al mercado. Deja pasar unos meses e infórmate de las valoraciones que haya obtenido. Te evitarás así más de un dolor de cabeza. 

Conclusión

A lo largo de tu carrera como fotógrafo, podrás cambiar de cámara más de una vez, pero una vez que encuentres “tu” objetivo, este podrá acompañarte toda la vida. Tal es la importancia de escoger con inteligencia tus objetivos fotográficos.

Asimismo, si quieres aprender más sobre objetivos, equipamiento y cómo convertirte en el fotógrafo que siempre soñaste ser, apúntate al Curso Profesional de Fotografía en TOO MANY FLASH, donde aprenderás de fotógrafos profesionales en activo que acompañarán tu recorrido en esta apasionante disciplina.   

Post 04eb cinco ventajas de estudiar fotografia profesional y como elegir el mejor curso

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese: 

Iluminación en fotografía

7 Razones por las que Deberías Realizar un Curso de Iluminación Fotográfica

8 señales que te muestran que debes formarte en fotografía

Top 5 de los Mejores Cursos de Iluminación en Fotografía

Iluminación Fotográfica: Retos Comunes y Tips para Solucionarlos

The yellow awards

TOO MANY FLASH

La Escuela de Emprendimiento Fotográfico es referente en el sector por su metodología práctica, dinámica y funcional. Su completo plan de estudios es totalmente flexible y está adaptado mercado laboral actual con una marcada visión internacional y orientación profesional. TOO MANY FLASH es reconocida por ser la plataforma de entrenamiento de los fotógrafos de la nueva, que transcienden la técnica y la creatividad para conquistar nuevas oportunidades en el mercado, elevando los estándares de calidad del sector con su preparación académica y profesional.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ir arriba